Entrada del blog por YASIR USECHE

Imagen de YASIR USECHE
de YASIR USECHE - Tuesday, 21 de February de 2017, 17:30
Todo el mundo

Si tu banco te hizo pagar los gastos de formalización de la hipoteca, sigues pagando dicha hipoteca o la pagaste pero no han pasado cuatro años, puedes reclamar que te devuelva esas cantidades cobradas de más.

El Tribunal Supremo (Sala de lo Civil, Sección Pleno) ha dictado la Sentencia 705/2015 de 23 de diciembre de 2015, estableciendo que es abusiva la cláusula que fijaba el BBVA en una hipoteca por la que imponía al cliente/prestatario el pago de todos los gastos, tributos y comisiones derivados del préstamo hipotecario. Es por ello que es tan importante la reclamación y devolución de los gastos de hipoteca a fin de recuperar el dinero.

En la hipoteca analizada por el TS se establecía, en relación a los gastos de la misma, lo siguiente: “Son de cuenta exclusiva de la parte prestataria todos los tributos, comisiones y gastos ocasionados por la preparación, formalización, subsanación, tramitación de escrituras, modificación -incluyendo división, segregación o cualquier cambio que suponga alteración de la garantía- y ejecución de este contrato, y por los pagos y reintegros derivados del mismo, así como por la constitución, conservación y cancelación de su garantía, siendo igualmente a su cargo las primas y demás gastos correspondientes al seguro de daños, que la parte prestataria se obliga a tener vigente.”

 

Pues bien, el Tribunal Supremo ha acordado la nulidad de esta cláusula que, entre otras cosas, establece la autorización del cliente/prestatario para que el Banco le cargue en su cuenta las cantidades necesarias para la inscripción de la hipoteca (y títulos previos) en el Registro de la Propiedad  y, en su caso, las cancelaciones de cargas preferentes y las que procedan por la preparación de antecedentes que deba realizar el Banco para el otorgamiento de la escritura de cancelación de hipoteca; se añaden también los gastos, en caso de impago, por la reclamación judicial y/o extrajudicial de la deuda incluidos honorarios de Abogado y Procurador, aun cuando su intervención no fuere preceptiva.

El Tribunal Supremo establece que con dicha cláusula el Banco pretende atribuir al cliente/consumidor todos los gastos derivados de la concertación y desarrollo del contrato, “supliendo y en ocasiones contraviniendo, normas legales con previsiones diferentes al respecto”.

Concretamente el Tribunal Supremo establece que las normas aplicables a este tema son las recogidas en el artículo 89.3 de la Ley General de Consumidores y Usuarios, que establece cuando nos encontramos ante una cláusula abusiva.